En el proceso de construcción de una obra civil pueden intervenir múltiples factores, pero quizás ninguno tan influyente como el de la incertidumbre. Cumplir con los tiempos establecidos y finalizar la obra en el periodo de tiempo acordado forma parte de los objetivos y responsabilidades de los directores de oficina técnica y responsables de topografía en obra civil. Por eso, sienten la necesidad de actualizar las herramientas y las plataformas utilizadas para hacer un buen seguimiento y supervisión. A continuación, vamos a contarles los aspectos más destacables de este proceso comenzando por una pequeña definición.


Índice

  1. ¿Qué es la obra civil?
  2. ¿Cuáles son los objetivos de un responsable de obra civil?
  3. El seguimiento y la supervisión en las obras civiles
  4. El dron como herramienta en las obras civiles
  5. 4 características de un proyecto de obra civil
  6. La importancia de controlar el impacto de las obras
  7. ¿Cómo miden su éxito los responsables y técnicos de obra civil?

La supervisión y el seguimiento de las obras civiles


 

¿Qué es la obra civil?

Cuando hablamos de obra civil, nos referimos al proceso de construcción de un edificio o de una infraestructura en general. La noción de obra se encuentra estrechamente relacionada con el desarrollo de estas infraestructuras para la población, y es que el papel del ser humano resulta imprescindible para llevar a cabo una obra civil. En base a este concepto, encontramos ingenierías de tipo geotécnica, estructural, transporte, vial e incluso hidráulica.

Para llevar a cabo la construcción de este tipo de infraestructuras, los responsables de ejecutar una obra encuentran entre sus labores el análisis, los estudios de viabilidad, la planificación, el diseño y la ejecución.

 

¿Cuáles son los objetivos de un responsable de obra civil?

De acuerdo con los resultados que persiguen los responsables de obra, entre sus principales objetivos podemos encontrar el más prioritario:

  • Planificar, coordinar y supervisar la ejecución de la obra de la mejor forma posible.

Para alcanzar este objetivo primario, los profesionales de ingeniería necesitan establecer pequeñas metas que les lleven hasta él, tales como:

  • Mantener las herramientas de seguimiento, supervisión y ejecución actualizadas.
  • Proporcionar al cliente (administración pública) datos actualizados de la obra.
  • Gestionar los recursos necesarios para la ejecución de las obras.
  • Elaborar y realizar la planificación de los proyectos.
  • Hacer un seguimiento exhaustivo de la automatización necesaria para la obra.
  • Trasladar la información y la documentación necesaria.

Una vez establecidos los objetivos de estos profesionales, el siguiente paso es poner en marcha las actividades necesarias para conseguirlos.

Quien tiene una meta clara, jamás será alcanzado por la indecisión – Andrew Corentt

 

El seguimiento y la supervisión en las obras civiles

Cualquier director de obra u oficina técnica en ingeniería civil, así como los responsables de topografía, requieren y necesitan hacer un seguimiento y supervisión de sus obras. Y es que son responsables de grandes infraestructuras civiles, cuyas labores residen en la gestión de los recursos, elaboración y realización de la planificación de los proyectos.

En realidad, hablar de seguimiento y supervisión de la evolución de un proyecto es clave en el desarrollo del mismo. Principalmente, porque son dos ejes inamovibles en la construcción de infraestructuras. Recordemos, así, que el seguimiento y la supervisión forman parte de un largo proceso en el tiempo, por lo que ofrecen la oportunidad de variar las herramientas o estrategias utilizadas para irse adaptando a las necesidades del momento. De este modo, podemos incluso afirmar que el seguimiento es una clara prolongación de la supervisión, dos elementos que van de la mano y que si uno de los dos cojea, ambos caen.

Por eso, es imprescindible que, cuando vayamos a invertir nuestro tiempo en obras civiles, primero acudamos a una consultoría por parte de expertos que nos puedan guiar en el proceso de la manera más adecuada. Serán las personas más indicadas para aportarnos la mejor perspectiva desde la que enfocar nuestros proyectos, y las herramientas más indicadas para proporcionar un acceso óptimo en el control, análisis e inspección de grandes infraestructuras.

 

El dron como herramienta en las obras civiles

A grandes rasgos, los drones se han convertido en instrumentos óptimos para numerosas actividades del ser humano. La ingeniería y la topografía son dos de ellos, sobre todo por las ventajas que aporta. Pese a que les contaremos más adelante nuevos aspectos relacionados con el dron, queremos adelantarles las razones por las que ya se ha consolidado como parte de estos proyectos.

  • Para dar seguimiento y supervisión a las obras o infraestructuras, de manera que puede ser fundamental para el trabajo de las ingenierías y las constructoras.
  • Para hacer levantamientos topográficos, planificación urbana e inspección de obras.
  • Para facilitar la generación de modelos digitales e imágenes que favorecen el seguimientoy la ejecución del proyecto.
  • Para lograr la mayor precisión posible, gracias a la alta resolución que proporciona el dron en las imágenes que capta.
  • Para generar modelos digitales del terreno, mapas en 3D, ortomosaicos e imágenes de alta calidad georreferenciadas en un proceso rápido, preciso e integrado.
  • Porque supone un coste bajo con el que producir cartografía y fotogrametría de calidad.
  • Para obtener información útil.
  • Porque permite hacer un seguimiento adaptado a las necesidades específicas del cliente.
  • Porque aporta seguridad al proceso reduciendo los riesgos laborales y los tiempos de ejecución.
  • Por su versatilidad y polivalencia.
  • Porque permite captar los ángulos más favorables, haciendo los proyectos aún más atractivos para los clientes.
drone agricultura de precisión

Por todas estas razones, el dron se ha convertido en una herramienta más en el proceso de construcción de infraestructuras, obras y proyectos. Por eso, ha revolucionado estas actividades durante los últimos años.

¿A qué altura están dispuestos a volar?

 

4 características de un proyecto de obra civil

De entre todas las características posibles de un proyecto de obra o ingeniería civil, conviene destacar los procesos de diseño y elaboración de todas las construcciones que podemos observar en nuestro entorno.

No solo hablamos de edificios, sino de puentes, carreteras, aeropuertos, vías, etc. Sin embargo, cuando nos referimos a ingeniería civil, no estamos haciendo referencia al proceso de construcción como tal, sino de algo que va más allá. Hablamos de la obra civil desde un punto de vista de mejora de la calidad de vida de las personas, en la organización de los territorios, etc. Sin duda, se trata de un sector estrechamente ligado al desarrollo. Sin más, les contamos 4 características:

  1. Necesidad de controlar los tiempos de ejecución y procesos constructivos.
  2. Simultaneidad de tareas y acciones y división de estas por etapas”.
  3. Dirección y supervisión dividida y repartida entre varios responsables.
  4. Largo plazo en la ejecución, el diseño y la construcción de los proyectos de obra civil.

  

La importancia de controlar el impacto de las obras

Sumergidos en el mundo de las obras civiles, queremos recordarles un aspecto a veces olvidado: el impacto y la sostenibilidad (ambiental, social y económica). No deja de ser un punto fundamental en cada uno de los proyectos que el ser humano lleva a cabo, y es que, a lo largo de la historia, han sido muchísimas las infraestructuras que han alterado la naturaleza, bien porque presentaban un riesgo para la salud de la población, bien por sus efectos adversos sobre la calidad de los recursos naturales, o bien por cualquier otra razón.

Sea como sea, la cuestión es que, hacia 1969, se trató de controlar este tipo de acciones por medio de la primera ley de Política Ambiental Nacional redactada en Estados Unidos. Parecía que se estaba tomando conciencia de este asunto. En la actualidad, las nuevas herramientas, como el dron, no se han olvidado de esta situación, por lo que, junto a los sensores, se han convertido en instrumentos capaces de reducir el impacto ambiental de las obras civiles.

Como se habló en los informativos 24h de TVE: “En el País Vasco se están planteando usar drones equipados con cámaras multiespectrales para reducir los impactos medioambientales en las obras civiles y los costes de las medidas correctoras”.

Para que la sociedad, concretamente el sector de la ingeniería civil, tenga claro cuáles son los momentos o las circunstancias en las que pueden provocar un gran impacto ambiental, se han hecho públicas algunas situaciones como las que les contamos a continuación:

  • “Cuando existen poblaciones, recursos y áreas protegidas susceptibles de ser afectadas, así como el valor ambiental del territorio en que se pretende emplazar”.
  • “Cuando se produce una alteración de monumentos, sitios con valor antropológico, arqueológico, histórico y, en general, los pertenecientes al patrimonio cultural”.

Los usos del dron superan a la imaginación.

 

¿Cómo miden su éxito los responsables y técnicos de obra civil?

A veces, para comprender qué es lo que queremos conseguir, primero necesitamos pararnos a pensar en lo que nos preocupa. Con este objetivo, hemos hecho un recorrido por las principales preocupaciones de los profesionales de obra civil, de manera que nos encontramos con: cumplir con los plazos fijados. Ese es, en la mayoría de los casos, su mayor desafío. Por tanto, la superación de este nos conduce a la manera en que consideran su éxito. Es decir, lo miden en el buen funcionamiento de su trabajo y en la consecución de sus objetivos.

Recuerden, es necesario enfocarse en los logros pequeños para alcanzar los grandes.

 

Nuevo llamado a la acción