Para empezar…

Interactuar e intercambiar impresiones, opiniones y conversaciones se ha convertido en la base de todas nuestras relaciones. Las establecemos con otros para alcanzar algún objetivo, para satisfacer una necesidad, o, simplemente, para contribuir a nuestro propio crecimiento.

Les contamos esto porque hace algún tiempo que los bancos y las cajas de ahorros decidieron relacionarse con la agricultura. Tanto, que ya se han creado algunas líneas de negocio Agro. Lo hemos visto en el caso de grandes bancos como el Santander, Popular o Sabadell, entre otros. Apostar por el sector agrícola parece haberse convertido en un objetivo cada vez más destacado, pues la relación entre ambos comenzó por la financiación del campo y se está dirigiendo hacia la apuesta por la tecnología y la integración de plataformas de gestión de cultivos.

Les contamos cuáles son los pasos que los sectores financiero y agrícola están dando de la mano, así como todo lo que deberían saber al respecto.

¿Preparados?


Índice

  1. Bancos, cajas de ahorros y agricultura, ¿de dónde nace y hacia dónde se dirige su relación?
  2. ¿Qué buscan las líneas de negocio Agro?
  3. Sistemas de Información Geográfica (SIG) en el punto de mira
  4. AgroGIS: una plataforma para la gestión integral de cultivos
  5. Los SIGs y su papel en la atracción y la fidelización de clientes
  6. Los bancos ayudan al sector agrícola a detectar dos variables

Todo lo que deberías saber sobre líneas de negocio agro en los bancos y las cajas de ahorros


 

Bancos, cajas de ahorros y agricultura, ¿de dónde nace y hacia dónde se dirige su relación?

Si tuviéramos que establecer una fecha justa del momento en el que el sector financiero decidió apuntar hacia el campo, tendríamos que empezar por un análisis exhaustivo de su comportamiento. Lejos de dar con la ubicación exacta de dicho momento, hemos querido hacer un recorrido por algunos medios de comunicación online, como reflejo de todo cuanto ocurre. De esta forma, nos hemos encontrado con titulares del tipo:

  • El País; Los bancos apuntan al campo.
  • Abanca Comunicación; Abanca refuerza su apoyo al sector primario con la creación de ‘ABANCA Agro e mar.

¿Saben qué guardan en común estos titulares? Aparte de mostrar indicios de la relación entre la banca y la agricultura, estas noticias fueron publicadas en 2015, lo que demuestra que, hace aproximadamente tres años, los bancos intensificaron su apuesta por el sector agrícola para brindar una herramienta que sirviera de planificación y financiación. Lo que les estamos contando se ha establecido bajo el nombre de Segmento Agro de los Bancos y las Cajas de Ahorros.

Ha pasado el tiempo, y los bancos han encontrado nuevas oportunidades para ayudar a los profesionales agrícolas. Ya no se trata tanto de buscar la financiación sino de facilitar el uso de los activos, la gestión de las fincas, etc. ¿Será este el lugar al que se dirige la relación entre estos dos sectores?

Tras su nacimiento llegó el crecimiento. Una historia que nace de la necesidad.

 

¿Qué buscan las líneas de negocio Agro?

Sector AgroQuizás han sido los avances tecnológicos, o quizás se trate de una exigencia propia por parte del sector. Sea lo que sea, lo cierto es que los bancos han abierto su abanico de posibilidades de cara a la agricultura. Y lo han hecho para cubrir las necesidades y los problemas de una de las partes más importantes de la economía española. De la columna vertebral de nuestro sistema económico. Del sector clave en la alimentación de la población. Del trabajo prioritario de gran cantidad de Técnicos, Gerentes y Responsables de Explotaciones Agropecuarias. Les hablamos de la agricultura.

Así que, a la pregunta ‘¿qué buscan las líneas de negocio Agro?’, solo podemos responder lo siguiente:

  • Ayuda, desde el punto de vista profesional y productor, bien para proporcionar herramientas que faciliten la explicación de lo que los cultivos necesitan, o bien para registrar todas las operaciones realizadas sobre estos.
  • Innovación, pues este tipo de plataformas todavía son una novedad para la mayoría de los bancos y las cajas de ahorros.
  • Control, pues los cultivos y la producción son controlados para saber cuánto han mejorado en cada muestreo, así como para tener constancia de lo que hemos ahorrado.
  • Crecimiento, ya que la adopción y la oferta de este tipo de propuestas les permite atraer mayor cantidad de clientes, así como contribuir a su fidelización.
  • Confianza, pues la ayuda proporcionada por este tipo de herramientas de cara a los cultivos genera confianza en los profesionales agrícolas. Observan la preocupación y la apuesta de la banca por su sector.
  • Abandonar la zona de confort, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de herramientas novedosas que cubren las necesidades más allá de la financiación. Ponen la mirada en los propios cultivos y en las actividades sobre los mismos.
  • Ofrecer un servicio de calidad con valores añadidos,lo que se traduce en apostar por nuevas herramientas o innovar en la mejora de las que ya se tiene.

¿Imaginan cómo sería superar estos retos y convertirlos no solo en una oportunidad sino, también, en la base de sus servicios? Algunos ya lo han conseguido, de manera que ayudar, innovar, controlar, crecer, confiar, abandonar la zona de confort y ofrecer un servicio de calidad ya no son solo objetivos sino los ingredientes de una realidad perfectamente asentada.

 

Sistemas de Información Geográfica (SIG) en el punto de mira

Poner la mirada en un determinado punto no es casualidad. Son los efectos del cambio. Los profesionales encargados de desarrollar plataformas y herramientas agrícolas se han enfocado en los Sistemas de Información Geográfica (SIG) para aprovechar la conexión de la información geográfica con los datos. Son conscientes de las oportunidades que puede brindar y de cómo ayudan a intervenir de manera precisa sobre el sector agrícola.

SIG o GIS (Geographic Information Systems) “es una herramienta informática que analiza, almacena, manipula y visualiza información geográfica, generalmente en un mapa”. La pregunta es: ¿cómo podemos aprovechar estas funciones de cara a las explotaciones agrícolas? Para que no les quede ninguna duda, vamos a contarles un caso real de plataforma basada en Sistemas de Información Geográfica.

 

AgroGIS: una plataforma para la gestión integral de cultivos

A lo largo de este contenido les hemos mencionado la relación que existe entre los bancos, las cajas de ahorros y la agricultura, lo que busca el sector financiero, dónde tiene puesta la mirada y cuáles son sus objetivos. Ha llegado el momento de unificar todos estos elementos en un solo lugar, por lo que vamos a hablarles de AgroGIS.

AgrogisEs una plataforma desarrollada por determinados profesionales del sector que buscan la gestión integral de cultivos enfocándose en dos aspectos fundamentales para aumentar la productividad: la reducción de costos y el aumento de producción. A parte de responder a la novedad, utilidad, facilidad y economía requerida, esta plataforma se dirige a profesionales y productores.

Para los primeros, es posible ganar dinero con menor esfuerzo; ahorrar tiempo, pues se trata de uno de los recursos más valiosos con los que cuenta el ser humano; facilitar la explicación de sus servicios, evitando la dificultad de afrontar un lenguaje técnico; integrar y centralizar la información.

Para los segundos, permite mejorar el uso de sus activos aprovechando al máximo su terreno, conociendo dónde y qué tanto hace falta sembrar; disminuir los costos de producción utilizando la cantidad exacta de químicos solo en los lugares donde sea necesario; controlar los cultivos y la producción; focalizar los posibles problemas del cultivo conociendo su origen.

Los datos cumplen un papel fundamental en este sentido, y es que los Sistemas de Información Geográfica se están convirtiendo en el impulso de millones de decisiones agrícolas. Cabe destacar la relevancia de la información espacial en los SIGs, así como el crecimiento de su papel en el mundo empresarial.

 

Los SIGs y su papel en la atracción y la fidelización de clientes

Tradicionalmente, las actividades de los bancos han venido estando acentuadas por depósitos, salidas de dinero, solicitudes de crédito y un largo etcétera de actividades financieras. Sin embargo, el paso de los años parece haberles dirigido hacia un espíritu innovador que, consciente o inconscientemente, está atrayendo y fidelizando nuevos clientes.

Atraer y fidelizar clientes potencialesEs lo que ocurre de cara al sector agrícola, pues ya hemos visto cómo los bancos y las cajas de ahorros se encargaban de financiar gran parte de sus actividades. Con el paso de los años, sus objetivos se extienden hacia la inclusión de servicios de calidad que permitan gestionar los cultivos mediante los avances tecnológicos.

Atraer y fidelizar clientes potenciales es seducir a quienes necesitan nuestros productos o servicios para cubrir una necesidad o resolver un problema y establecer una relación duradera con los mismos. ¿No es este el sueño de cualquier empresa? Desde luego, la respuesta solo puede ser sí, pues los clientes son un pilar imprescindible en su estructura.

Establecer una relación entre los SIGs y la atracción y fidelización no es casualidad, pues se trata de sistemas novedosos que han sido incluidos en algunas plataformas para proporcionar los servicios que nuestros clientes necesitan. Hablamos de servicios de agricultura inteligente en todas sus vertientes.

Dicen que la fortuna está al lado de quien se atreve.

 

Los bancos ayudan al sector agrícola a detectar dos variables

Bancos y cajas de ahorroCuando nos referimos a los bancos en este contexto, quizás convendría más establecer una especie de cadena tal y como la siguiente:

Expertos tecnológicos en agricultura inteligente -> Nuevas herramientas -> Bancos y cajas de ahorros -> Profesionales agrícolas

De esta forma, podríamos afirmar que, gracias al papel innovador y creativo de los expertos en desarrollo tecnológico para la agricultura, los bancos pueden adquirir estas herramientas y ponerlas a disposición de los profesionales agrícolas para facilitar sus tareas. Entre estas, se encuentra la detección de dos variables de los cultivos, dos elementos que todo profesional desea conocer de manera rápida y global. Les hablamos del vigor y del estrés hídrico. 

Conseguir este objetivo depende, en su mayoría, del tipo de herramientas que estemos utilizando. Sin ir más lejos, la actividad de aquellos profesionales que han logrado ser pioneros en utilizar satélites de alta resolución (VHR) con revisitas diarias, ya han hecho posible las imágenes espectrales para comprobar el vigor y estrés hídrico en las plantaciones y cosechas.

La agricultura es una aventura desafiante o nada en absoluto.

 

Nuevo llamado a la acción